Los riñones

Los riñones son los órganos encargados de eliminar los desechos químicos de la sangre a través de la orina, regular la presión sanguínea y los niveles de agua, sales y otros minerales del cuerpo y producir hormonas para el control de funciones corporales. Normalmente tenemos dos riñones, uno a cada lado de la columna vertebral, debajo de la caja torácica. Tienen un color rojizo, forma de poroto y el tamaño de un puño cerrado. Muchos otros órganos dependen de los riñones para funcionar correctamente.

¿Cómo funcionan los riñones?

La función principal es la de eliminar los desechos de la sangre. Por minuto, casi un litro de sangre entra a los riñones por las arterias renales. Una vez filtrada, ésta vuelve al corazón por las venas renales.

Cada riñón tiene más de un millón de pequeñas unidades funcionales llamadas nefrones. Cada nefrón posee un filtro llamado glomérulo, que está conectado a un túbulo. Los filtros separan el agua de los desechos. El agua es reabsorbida por los túbulos y los desechos se concentran en la orina.

La orina pasa a un conducto llamado uréter y de allí a la vejiga, donde es almacenada. Los riñones producen entre uno y dos litros de orina por día dependiendo de la cantidad de líquido que se tome.

Normalmente, los riñones pueden funcionar al doble de la capacidad necesaria. Es así que el cuerpo puede funcionar correctamente con un solo riñón.

¿Por qué los riñones
son tan importantes?

Los riñones son importantes porque tienen tres
funciones esenciales:

1 Regulan el agua

Para funcionar correctamente el cuerpo necesita tener la cantidad justa de agua. Los riñones eliminan el exceso de agua o la retienen si el cuerpo la necesita.

2 Eliminan desechos y equilibran los minerales del cuerpo

La mayor parte de las sustancias en la sangre deben tener un nivel preciso para que el cuerpo funcione correctamente. Los desechos como la urea y la creatinina tienen que eliminarse del cuerpo. La urea se produce al metabolizar proteínas como la carne. La creatinina es un desecho producido por los músculos. Cuando los riñones no funcionan correctamente, aumentan los niveles de urea y creatinina en la sangre. La creatinina es una medida muy útil de la función renal que puede observarse con un simple análisis de sangre.

3 Producen hormonas

Los riñones normales también producen mensajeros químicos importantes, llamados hormonas. Estas hormonas circulan por el torrente sanguíneo y regulan algunas de las funciones corporales como la presión arterial, la producción de glóbulos rojos y la captación de calcio en los intestinos.

¿Cuáles son los primeros signos que indican enfermedad renal?

A veces, quien sufre de una enfermedad renal grave no presenta síntomas y éstos aparecen recién cuando la enfermedad entra en etapas muy avanzadas. Por ello se necesitan análisis de sangre u orina para detectar problemas renales.

Sin embargo, la lista de signos y síntomas que se enumeran a continuación podrían indicar que hay enfermedad renal. Si usted presenta uno o más de estos signos o síntomas, debería consultar al médico:

  • Presión arterial elevada (hipertensión)
  • Hinchazón de los ojos, las manos y los pies
  • Orina con sangre, turbia u oscura
  • Presencia de proteínas en la orina
  • Orina con mucha espuma
  • Orina frecuentemente de noche
  • Orina menos o con dificultad
  • Fatiga y problemas de concentración
  • Pérdida de apetito o de peso
  • Picazón frecuente


¿Quién tiene riesgo de desarrollar
enfermedad renal crónica?

Las personas con más riesgo de desarrollar enfermedad renal crónica son aquellas que sufren de diabetes, de hipertensión o quienes tienen antecedentes familiares de enfermedad renal.

¿Qué sucede cuando fallan los riñones?

Cuando fallan los riñones, se acumulan desechos y fluidos en el cuerpo. Se necesita un tratamiento de diálisis para limpiar la sangre o un trasplante de riñón.

¿Cómo se puede prevenir la enfermedad renal
o retrasar el desarrollo?

  • Se puede controlar la presión arterial de modo regular. La hipertensión no controlada puede acelerar el curso natural de la enfermedad renal.
  • Sea muy cuidadoso con los remedios de venta libre. Consulte siempre con el médico sobre estos remedios.
  • Si sufre de diabetes, debe tratarla.
  • Otros remedios, toxinas, pesticidas y drogas ilegales (como la heroína y la cocaína) también pueden causar daño en los riñones. El médico puede explicarle los problemas que traen el uso o abuso de estas sustancias.

No todo aquel que tiene enfermedad renal crónica llega hasta la falla renal total.

Existen modos de prevenir o de retrasar la progresión de la enfermedad renal. Muchas personas que sufren de enfermedad renal crónica adoptan medidas para sentirse mejor física, mental y socialmente:

  • Seguir una dieta balanceada
  • Realizar actividad física regular (40 - 60 minutos cuatro a cinco veces por semana)
  • Controlar la presión arterial
  • Controlar la glucosa en el caso de tener diabetes
  • Dejar de fumar
  • Controlar de anemia
  • Controlar el peso
  • No tomar más de dos copas de alcohol por día
  • Tomar la medicación recetada