Información para el paciente

La enfermedad renal crónica es una afección que indica que los riñones están dañados y que no pueden mantener la salud corporal, no pueden filtrar la sangre lo suficientemente bien ni realizar otras funciones importantes para el cuerpo.

Por lo general, la enfermedad renal se desarrolla lentamente. La mayoría de las personas en los primeros estadios de la enfermedad no presentan síntomas. Si se la detecta y se la trata, la enfermedad renal con frecuencia puede retrasarse o detenerse.

Consulta con un médico nefrólogo

En el caso de que un médico clínico o un especialista vea que los análisis de sangre muestren algún problema con los riñones, lo derivará a un médico especialista en nefrología. En el centro, el nefrólogo examinará la presión arterial, el peso, pedirá un examen de orina, evaluará la historia clínica, la medicación que está tomando y podrá pedirle más exámenes de sangre, de diagnóstico por imagen y, en ciertos casos específicos, una biopsia de riñón. Todos estos estudios se pueden realizar en nuestro centro.

El médico especialista puede indicar medicamentos para proteger los riñones y algunos consejos para evitar dañar los riñones. Algunas de las recomendaciones para cuidar la salud renal son:

  • Mantener la presión arterial baja
  • Comer saludablemente
  • Realizar ejercicio físico regularmente
  • No fumar
  • Reducir la ingesta de alcohol
  • En el caso de sufrir diabetes, controlar la enfermedad

¿Qué causa la enfermedad renal?

Las dos causas más comunes de enfermedad renal son la diabetes y la hipertensión arterial.
La diabetes se produce cuando el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto, lo que causa daño a muchos órganos y músculos del cuerpo, como los riñones, el corazón y los vasos sanguíneos, los nervios y los ojos. La hipertensión arterial se produce cuando la presión de la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos es demasiado alta. Si no se controla, puede causar enfermedad renal crónica, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Otras afecciones que pueden dañar los riñones son la glomerulonefritis (grupo de enfermedades que dañan las unidades de filtrado de los riñones), enfermedades hereditarias (como la enfermedad renal poliquística, que produce formación de quistes en los riñones), lupus y otras enfermedades que afectan el sistema inmunitario del cuerpo, obstrucciones causadas por problemas como uréteres de formas anormales, cálculos renales, tumores o un agrandamiento de la glándula prostática en los hombres, repetición de infecciones del tracto urinario. Nuestro centro cuenta con especialistas para tratar estas patologías

¿Quién puede contraer enfermedad renal?

Cualquier persona puede tener enfermedad renal a cualquier edad. Pero algunas personas son más propensas a padecerla que otras. Usted puede tener un mayor riesgo de enfermedad renal si:

  • Tiene diabetes
  • Tiene presión arterial alta
  • Tiene un familiar con insuficiencia renal
  • Tiene 60 años o más
  • Ha usado medicamentos que dañan los riñones durante el transcurso de muchos años. Los factores de riesgo aumentan la posibilidad de tener enfermedad renal. Mientras más factores de riesgo tenga, mayor será el riesgo para usted.

¿Qué debo hacer si estoy en riesgo de tener enfermedad renal?

Hágase una prueba de detección. La mayoría de las personas con enfermedad renal temprana no tienen síntomas; por ello, el análisis de detección es tan importante. Hay dos análisis simples para detectar enfermedad renal: análisis de orina y análisis de sangre. Estos exámenes pueden realizarse en nuestro centro.



Síntomas

La mayoría de las personas con enfermedad renal temprana no tienen síntomas. Es por esta razón que es tan importante realizarse análisis. En los estadios posteriores de la enfermedad renal, es posible que experimente estos síntomas:

  • Cansancio o falta de aire
  • Dificultad para pensar claramente
  • Falta de apetito
  • Dificultad para dormir
  • Boca seca, picazón de la piel
  • Calambres por la noche
  • Necesidad de ir al baño con mayor frecuencia, especialmente por la noche
  • Hinchazón de pies y tobillos
  • Bolsas y ojeras alrededor de los ojos, especialmente por la mañana

¿Puedo prevenir la enfermedad renal,
incluso si estoy en alto riesgo de padecerla?

Sí. No todas las personas que están en riesgo contraerán enfermedad renal. Nuestro equipo de profesionales podrá brindarle información acerca de cómo reducir sus posibilidades de contraer enfermedad renal. Se recomienda:

  • Realizar controles regulares
  • Usar solo los medicamentos, vitaminas y suplementos recetados por el médico

Algunos medicamentos para aliviar el dolor pueden dañar los riñones si se los usa durante mucho tiempo. Entre ellos están los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), como la aspirina, el ibuprofeno y el naproxeno.