Diálisis

Los riñones limpian la sangre, remueven el líquido extra en forma de orina y producen sustancias útiles para el organismo. La diálisis reemplaza algunas de estas funciones cuando los riñones no funcionan correctamente.

El Centro Médico ofrece atención integral para la enfermedad renal y para las complicaciones asociadas a la misma. A partir de evaluaciones personalizadas, el equipo médico le brinda al paciente y a su familia información sobre los tratamientos disponibles. A quienes requieran tratamiento de hemodiálisis se les asigna un turno en el centro, según las preferencias del paciente y la disponibilidad de horarios. Aquellos pacientes aptos para diálisis peritoneal son entrenados por un equipo especializado para dializar fuera de una unidad de diálisis. Tal como lo requiere la legislación, también se brinda información sobre trasplante renal, tratamiento de elección para la insuficiencia renal crónica terminal.

Más info

Unidad de hemodiálisis

La hemodiálisis cumple funciones de los riñones cuando dejan de funcionar normalmente. En el proceso de hemodiálisis, se extrae sangre que pasa por un filtro, llamado dializador, dividido por una fina membrana semipermeable, donde se le quitan los desechos y exceso de agua. De este modo, se elimina la sal extra, agua y productos de desecho, se mantienen niveles saludables de vitaminas y minerales; lo que contribuye además al control de la presión arterial y a la producción de glóbulos rojos.

La hemodiálisis se realiza en un centro de diálisis, generalmente tres veces por semana y cada tratamiento dura aproximadamente 4 horas.

El centro ofrece seis turnos de hemodiálisis:

  • Lunes / miércoles / viernes de 07.00 a 11.00
  • Lunes / miércoles / viernes de 12.00 a 16.00
  • Lunes / miércoles / viernes de 17.00 a 21.00
  • Martes / jueves / sábado de 07.00 a 11.00
  • Martes / jueves / sábado de 12.00 a 16.00
  • Martes / jueves / sábado de 17.00 a 21.00

Unidad de diálisis peritoneal

A diferencia de la hemodiálisis que utiliza una máquina, la diálisis peritoneal se realiza dentro del cuerpo del paciente utilizando una membrana que cubre el abdomen, llamada peritoneo, como filtro. Se coloca un catéter en la cavidad abdominal y se la llena de solución de diálisis. Los desechos y el líquido excedente pasan a través del peritoneo hasta la solución que es drenado. La diálisis peritoneal puede brindar más independencia que la hemodiálisis; sin embargo, no todos los pacientes pueden recibir este tratamiento y además se requiere de entrenamiento y especial cuidado.